miércoles, 5 de mayo de 2021

Ruta 2: Valdoña-Hoya Sanz-Pico Tordello-Atalaya

Se puede descargar una descripción de la ruta aquí.

Ruta en Wikiloc


Ruta 1: Valdoña-Pico Tordello

Se puede descargar una descripción de la ruta aquí.

Ruta en Wikiloc


martes, 20 de abril de 2021

Ruta 9: Valluengo-Vardalgal-La Sardilla

La ruta transcurre por Valluengo, Valdargar (Vardalgal en mapas) y La Sardilla, con su primera parte discurriendo por el linde de los términos de Morata y La Almunia. Tiene un desnivel acumulado de aprox. 840 m, por lo que se recomienda, sobre todo con temperaturas altas, ir bien provistos de agua y alimento. 

Es conveniente revisar las indicaciones de la ruta 8 ya que comparte un tramo de la misma. 

El recorrido se inicia en el paraje de Mularroya. Para llegar al punto de salida, y por motivo de las obras del pantano, se accede por la carretera A-2302 hasta el cruce de la antigua nacional, actualmente en uso para vehículos agrícolas hasta la Almunia de Doña Godina. 

Una vez se llega a la altura de la antigua gasolinera se accede a una pista a la derecha y a unos metros se toma el camino a la derecha hasta llegar a la nueva carretera N-II, que actualmente no está en funcionamiento. Se deja el vehículo y se cruza la carretera para iniciar el recorrido.

Se puede descargar una descripción de la ruta aquí.


Ruta en Wikiloc


lunes, 19 de abril de 2021

Morés-Atalaya (Pico Morés)


FICHA TECNICA
 Fecha:   30/04/2021  
 Distancia:   14,83 km  
 Desnivel positivo:   797 m  
 Dificultad:   Moderado  
 Tiempo Invertido:   4h56m 
Bonita ruta.













domingo, 11 de abril de 2021

Valluengo y La Sardilla: final de Semana Santa, la ruta 9 y la semana de pasión del pantano


FICHA TECNICA
 Fecha:   04/04/2021 
 Distancia:   15.1 km  
 Desnivel positivo:  569 m
 Dificultad:   Algo de calcetinada
 Tiempo Invertido:   3h 30m 

Se observa desde la Peña Robapozales lo que fue el esplendor de una zona de recreo y aprovisionamiento de una carretera siempre complicada por su uso, a los pies de la hermosa zona de Mularroya. Desde allí también se ve ya un charco, semilla de un pantano que debería alimentarse con el trasvase del Jalón, túnel mediante. También se ven algunas de las cicatrices, varias irreparables, que esta obra ha dejado en el paisaje. Como preludio de la semana en la que esta obra sufrió, una vez más, un par de cornadas por la Justicia, el domingo 4 de abril final de otra Semana Santa atípica nos juntamos unos cuantos cenefos para recorrer parte de la futura ruta 9, a falta de rematar, que nos lleva por los parajes de Valluengo y La Sardilla.

Desde esta peña se asciende pasando por un poste que marca el punto en el que se hace circular esta ruta. Se llega enseguida a la cresta en la que se divisa Valluengo y desde donde se tiene una espléndida vista de este paraje tanto del término de La Almunia como de Morata. Esta zona de pista es fácil de seguir, hasta llegar hasta un recodo donde se encuentra una cruz, con flores de plástico, que recuerda a un tal Alberto con un mirador marcado con el mismo nombre (esto es una constante en la ruta, y justo en la misma peña del principio hay una placa también en recuerdo de otra persona). Continuando la ruta vamos avanzando hacia Alpartir y ya se intuye que no estamos lejos del desamortizado convento de San Cristobal. Ascendiendo una preciosa senda se llega a un collado en el que se divisa el PR que conduce desde la zona de Valdargar a Alpartir. Una estaca con una tabla en forma de flecha indica el mirador Nonchu a la derecha por una senda que conduce a un paraje donde se encuentra otro de estos homenajes mortuorios que jalonan la ruta, en este caso a Nonchu. Desde allí, hay que procurar ver los mojones que permiten seguir la senda de La Cerqueta, que nos conduce desde lo alto hasta la pista del PR que conecta con el convento. Es toda esta zona, desde el inicio, un magnífico y recomendable paseo senderista por un paisaje agradecido y más en esta época de primavera y explosión floral.

Llegados a la pista, la ruta 9 realmente continúa ascendiendo la senda Hontanal (se encuentra marcada por un poste) que nos llevará finalmente hasta los pies de la Butrera, ya en Alpartir, para regresar por Valdargar. Sin embargo, no habíamos previsto tantos kilómetros, por lo que acortamos, desviándonos por la pista a la derecha hacia el barrando de Valdejudios. Se llega así a un cruce de caminos, donde ya se divisa el Cerro Negro de magnífica y reconocible estampa. El desvío a la derecha nos lleva a La Sardilla, siempre con la vista del Cerro Negro que dejaremos a nuestra izquierda. Se sigue ya toda la ruta por una pista jalonada por campos, y que una vez se pasa una paridera a la derecha del camino, llega a un nuevo cruce de caminos. En ese momento nos desviamos a la derecha para ascender de nuevo hacia el monte que antes hemos cresteado. Sin desviarnos en ningún momento llegamos a un campo de olivos donde está muy bien marcado el inicio de una senda que asciende al poste que hemos visto justo al inicio de ruta. Son unos 15 magníficos kilómetros que combinan senda y pista, zona más boscosa y otra más despejada, pero siempre entretenidos. Una estupenda forma de acabar Semana Santa y empezar la semana de pasión de Mularroya.

Y cuando esté marcada la ruta con las estacas que faltan de poner, pero que están prometidas, será una de las rutas más atractivas del mapa senderista de Morata de Jalón, por su longitud (ya es más exigente que la gran mayoría), el trazado por la zona de Mularroya, la zona de la Butrera y lo variado en cuanto a combinación de sendas y pistas por el término.



jueves, 11 de marzo de 2021

Vardalgal


FICHA TECNICA
 Fecha:   7/3/2021  
 Distancia:   7,48 km  
 Desnivel positivo:   367 m  
 Dificultad:   Fácil 
 Tiempo Invertido:   3h6m 
Los Vándalos fueron un pueblo germano que en el siglo V fue penetrando en zonas pertenecientes al imperio romano. Al parecer era tal su fiereza y violencia que 16 siglos más tarde usamos términos cómo vandalismo o vandalizar para hacer referencia al espíritu de destrucción sin respeto alguno.

Es muy posible que la fama de los Vándalos sea solo una leyenda, pero lo que sí es real que en pleno siglo XXI sigan campando a sus anchas "vándalos" que sin ningún tipo de aprensión destrozan cuanto se encuentran en su camino, y nunca mejor dicho. 

Como bien sabemos se hace camino al andar y para que no equivoquemos ese andar algunos se preocupan por señalizar y allanar las sendas que amablemente luego recorreremos. Mientras que otros, los "vándalos" del siglo XXI, arrancan señales y reducen a astillas los hitos sin remordimiento alguno.

En fin, yendo a lo positivo. Aprovechando que esta vez la convocatoria Cenefa tuvo un éxito inesperado, nos citamos a las ocho en punto seis aguerridos Cenefos dispuestos a disfrutar del entorno de Valdalgal entre los términos de Morata y Alpartir.

Como no queríamos que la ruta se alargase mucho, nos acercamos en coche hasta bien entrado el camino pasada la paridera de la Sardilla.

Desde allí partimos hacía la Senda del Hontanal, senda estupendamente señalizada por nuestros compañeros de la asociación La Butrera, de Alpartir. 


Aunque al inicio la senda se empina bastante, es cuestión de tomárselo con calma y enseguida alcanzamos la parte más alta, la cual nos brida unas vistas magníficas de todo el valle y sierras cercanas.
Continuamos por la senda de la Solana hacía la peña Butrera dejando a nuestra izquierda la Casca Baja y la Casca Alta.

Llegado al punto donde se deja el camino para ascender a dicha peña, no tenemos por menos que recordar aquella inolvidable frase que Fernando nos regalo hace ya unos cuantos años: "¡¡Ya hemos llegado!!", nos dice, cuando nos quedaba lo más duro de la ascensión. Se conoce que aquel día teníamos más ganas de almorzar que de subir montes.

En este punto hacemos una pequeña parada para reponer fuerzas, aunque los almuerzos en estos tiempos del COVID no son los que eran en el pasado. 

Tras el breve descanso, descendemos por una vertiginosa senda que nos conduce directamente a unas antiguas explotaciones mineras de plata. Precisamente, Valdalgal o Valdargal o Valdargar o ...; ya no sé muy bien cual es el nombre correcto, viene de la plata que se extrajo de esta zona, bueno eso dicen. Así val de valle y argar de argentum (plata en latín), valle de la plata, bueno eso creo, perdonar las imprecisiones.

Descendiendo por la antigua senda ahora recuperada, intentamos imaginar la dureza y tenacidad de los que en años pretéritos trabajasen en estas minas. Solamente el acceso es complicado, si encima has de trabajar en un agujero horadado en plena roca y trasladar el material sabe dios cómo, cada día sería una aventura.


Dejamos atrás la zona minera y en unos pocos minutos estamos en el punto de partida.
Estupenda mañana la disfrutada con un buen grupo de Cenefos. 

Un diez para la asociación La Butrera, por el magnífico trabajo hecho en la zona de Alpartir. Un diez para el Ayuntamiento de Morata y los voluntarios que han recuperado sendas y caminos en el término de Morata. Y un cero patatero para los "vándalos" del siglo XXI, ¿Qué necesidad había?

Relive 'Senda Hontanal, La Solana, Valdargar'


Fotos de la salida

domingo, 28 de febrero de 2021

La Torrecilla y el Mirador de las Torcas


FICHA TECNICA
 Fecha:   28/02/2021  
 Distancia:   21,19 km  
 Desnivel positivo:   433 m  
 Dificultad:   Fácil 
 Tiempo Invertido:   3h57m 

Salimos desde Morata de por el camino de Capurnos hacia Chodes. 

En Chodes iniciamos el camino del Portijuelo, tomando el primer desvío a mano derecha, el conocido como camino de las Cañadas. 

Por este camino llegaremos a cruzar bajo un puente las vías del AVE y seguidamente tomamos en dirección a Arándiga el camino de los Majuelos, que transcurre paralelo al río Aranda. 

Llegamos a las primeras indicaciones de la Torrecilla, instándonos a cruzar el río, para lo cual habrá que descalzarse o ponerse unas cangrejeras. 

Una vez cruzado el río y con los pies secos, subiremos por el barranco de Valdearenas hasta el primer cruce que tomamos en dirección a la derecha hacía unas granjas porcinas. 

Al pasarlas, tenemos una indicación de subida por una senda hacia la Torrecilla. 

La senda muy bien señalizada y cuidada transcurre por una barranquera entre romeros, aliagas, tomillos y enebros. 

Pasada la barranquera comineza una subida no muy dura para terminar cresteando en camino que nos conduce a la Torrecilla. 

Alli además de un vértice geodésico, encontramos las ruinas de lo que fue una torre defensiva medieval de la que apenas quedan piedras de su base. 

Encontramos indicaciones para seguir hasta el mirador de las Torcas, con una indicación expresa de no hacerlo en el periodo comprendido entre el 15 de marzo y el 15 de agosto, debido a las nidaciones del águila perdicera. 

La senda hacia el mirador, está muy bien señalizado y nos ofrece unas vistas de Morata y de Arándiga maravillosas. 

Una vez alcanzado el mirador, podemos deleitarnos con una vista preciosa de las hoces del Jalón, la Mineta, el puente del Abogado, el Castillo de Chodes y Jabacín.Reharemos la senda para llegar nuevamente a las granjas porcinas. para la vuelta en vez de cruzar el río, seguiremos el camino por la margen izquierda del Aranda que nos llevará hasta Arándiga. 

Allí por la carretera A-2302, atravesaremos por el puente el río, y longitudinalmente el pueblo de Arándiga continuando por la carretera hasta pasar por debajo de las vías del Ave. 

Allí tomaremos el desvío a la izquierda y luego a la derecha para seguir por el camino del Portijuelo hasta Chodes. 

Este último tramo desde Arándiga y la continuación hasta Morata por el camino de Capurnos se corresponde con el tramo primitivo del GR-90, que esperamos que pronto se vuelva a reacondicionar.



Fotos de la salida



martes, 2 de febrero de 2021

El Vedado de Peñaflor


FICHA TECNICA
 Fecha:   31/01/2021  
 Distancia:   15,1 km  
 Desnivel positivo:   207 m  
 Dificultad:   Fácil 
 Tiempo Invertido:   3h45m 













En estos tiempos de rabiosa pandemia es importante no perder la alegría de vivir y las ganas de disfrutar de entornos cercanos, sin salir de los "cotos cercados de las tropas imperiales", como decía nuestro querido Labordeta en una de sus letras:

¿Adónde va el saldubiense
por esta tierra cercada?
Voy a entrecavar tomates
a sembrar trigo y cebada.
Ni siembre trigo y cebada
ni entrecave los tomates
que estos son cotos cerrados
de las tropas imperiales.

No nos vaya a pasar como a San Lamberto, protagonista de esta historia, que tuvo que volver a casa andando unas cuantas leguas con la cabeza debajo del brazo, o peor con una multa de la benemérita.

Repetimos esta vez recorrido por el entorno de Peñaflor y su afamado vedado. Aunque ya habíamos estado hace unos cuantos años, nos costó encontrar la entrada porque la entretenida conversación mañanera nos distrajo de las indicaciones, pero entorno a las 8:30 ya habíamos dejado el coche cerca de la ermita de San Cristobal y aparejados de senderista comenzamos la ruta.


La ruta nos encara primero por camino pero enseguida por monte a través, haciéndonos dudar de la fiabilidad de la fuente. Más tarde vimos que quizás un profesional de la zona, como algún Cenefo ilustre, prefirió evitar caminos y cruzar lomas, collados y antiguos senderos que ahora casi han perdido el trazo por el desuso.


Sea como fuere, y con la profesionalidad senderista más que constatada que te otorga el pertenecer a este nuestro grupo, alcanzamos una atalaya de vigilancia forestal. Un vistazo al entorno, unas fotos y decidimos seguir la ruta profesional que de nuevo nos introduce en un fácil y blando pinar.

Como a mitad de descenso oímos algunos disparos de escopeta, no en vano es día de caza, así que decidimos no abandonar los caminos principales salvo para retirarnos un poco del paso y tomar el merecido almuerzo: jamón DO de Teruel, chorizo ibérico, olivas caseras de dos clases, pimiento y vino, abundante vino.

Sin muchas ganas de abandonar el lugar escogido para el almuerzo, tomamos el camino de vuelta en el que nos cruzamos una veintena de coches, algunos cazadores y muchos más ciclistas. Buena oportunidad para los zaragozanos para conocer el entorno próximo aprovechando para hacer algo de ejercicio.

Terminamos sobre las 12:20 con poco más de 15km en nuestras piernas en una mañana ligeramente ventosa y de temperatura llevadera.

Os esperamos en la próxima.




Aquí esta canción de plena actualidad ...





Fotos de la salida