martes, 3 de mayo de 2022

Burgos - León


FICHA TECNICA
 Fecha:   9/4/2022
16/4/2022  
 Distancia:   178,7 km  
 Desnivel positivo:   1.049 m  
 Dificultad:   Fácil 
 Tiempo Invertido:   8 días  
En octubre del año pasado algunos Cenefos dejamos colgado el Camino de Santiago Francés en la localidad burgalesa de Belorado.

Nos proponíamos en esta nueva acometida al camino completar las etapas que van de Belorado a León pero por motivos logísticos tuvimos que moderar nuestra ambición y conformarnos con realizar las 8 etapas que nos llevan de Burgos a León dejando las dos previas para otra ocasión mejor.

Con los preparativos hechos Raúl y un servidor nos plantamos a golpe de autobús en Burgos el 8 de abril a última hora del día.

Tras un largo check-in, nos alojamos, cenamos algo, vemos Burgos de noche y a dormir que nos espera una larga semana. Yo creo que el recepcionista todavía está recitando mi nombre y dos apellidos  encanado en una absurda letanía, como está la gente a estas horas de la noche.

Al día siguiente partimos de Burgos bien desayunados y descubriendo lo que será fruto de muchas alegrías en este periplo santo. Aunque aquí no conocen nuestros revueltos (bebida) sí que son aficionados al "chico chica", bebida a base de orujo, o aguardiente, y moscatel. Pues con eso nos quedamos de momento.

El facilón camino que discurre de Burgos a Hornillos del Camino está flanqueado por inmensos campos de cereal y colza, campos que en esta época del año lucen sus colores verde intenso y amarillo vivo en las onduladas líneas de los páramos de Castilla.

En esta etapa coincidimos con amigos y amigas que nos acompañarán intermitentemente hasta León, entre ellas unas gaditanas sitas en Barcelona que nos hacían sonreir con su gracia andaluza.

Llegamos a Hornillos del Camino y nos alojamos en el albergue municipal. Un pequeño albergue regentado por Inma, una hospitalera que nos asombra con sus historias y su justa cena.

Aquí conocemos a Angel, empedernido santiaguero que acumula más de 40 caminos y con el que pasaríamos agradables ratos los días posteriores.

Recorremos el pueblo hablando con la gente acerca de hectáreas de cultivo, trigo, cereal, triticales, ...; vamos lo típico en estos pueblos.

Finalizado el día nos recogemos en el albergue y mañana será otro día.

El domingo partimos hacía Castrojeriz, pueblo más grande que Hornillos y con muchos más servicios.

En el trayecto pasamos por San Bol, almorzamos en Hontanas y alcanzamos el convento de San Antón. Aquí dan alojamiento a peregrinos en ciertas épocas del año, ahora no. 

Aquí, la carretera pasa justo por en medio de lo que en otro tiempo sería una iglesia, curioso puente los arcos ojivales de la antigua iglesia.

Llegamos a Castrojeriz, nos alojamos en el albergue municipal  y el hospitalero, Paco, nos saca nuestra mejor sonrisa con sus historias y sus perros que le siguen a todos lados.

Encontramos un lugar fenomenal para comer y con una compañía inmejorable: Silvia, Vanesa y Marta, con las cuales compartiríamos camino los siguientes días.

Castrojeriz es un pueblo digno de visitar por su castillo, su ermita y sus iglesias, aunque hay que hacerlo con calma porque de punta a punta tiene más de 2km.

Esta noche fue un poco más dura, quizás el motivo es que unas 30 personas durmiendo en un mismo reciento provoca el insomnio de más de uno.

Con todo, pasamos la noche "bien" y salimos el día siguiente hacía Frómista, ya en Palencia. 

Primero hemos de subir el alto de Mostelares, un kilómetro con un 12% de desnivel que ponen a prueba al más chulo, pero bueno entre tanta llanura un poco de sube y baja no está mal.

Cruzamos el rio Pisuerga, que limita Burgos con Palencia, pasando de una provincia a otra en un tris tras.

Almorzando descubrimos que aquí el "chico chica" se llama "manchado", cada tierra tiene su forma de llamar a las bebidas.

Cerca de Frómista descubrimos el inmenso Canal de Castilla, en otro tiempo usado para transportar el cereal de la zona allí donde pudiera ser aprovechado.

Nos alojamos en el albergue de la Luz, regentado por Gabriel que nos da conversión relajada y larga.

Digna de visitar en el pueblo la iglesia románica de San Martín de Tours.

Cuarto día de marcha y partimos hacía Carrión de los Condes. En la población de Campos elegimos acertádamante la variante del camino francés que va paralela al río Ucieza. Nos obliga a hacer algún kilómetro más, pero el paisaje lo merece.

Llegamos a Carrión de los Condes donde reponemos fuerzas y nos alojamos en un albergue regentado por las Hijas de la. Caridad de San Vicente de Paul, un albergue imprescindible en el camino.

Por la tarde llega nuestro compañero Rubén que a partir de hoy se unirá a nuestra marcha.

Cena comunitaria con otros peregrinos y a descansar.

Partimos al día siguiente hacía Terradillos de los Templarios, nos espera el tramo más largo del camino francés sin ninguna población, más de 17km de campos y tramos rectos dibujados con tiralíneas.

Todo esfuerzo tiene su recompensa, tras este tramo un establecimiento estratégicamente ubicado nos sirve para reponer fuerzas y sales minerales, muchas sales minerales.

Terminamos en Terradillos en un albergue nuevo a la entrada del pueblo, Albergue Los Templarios, perfecto para comer algo y descansar.

Aún hemos de resolver lo de acercar el coche desde Carrión de Los Condes, Raúl vuelve a Carrión en bus y acerca el coche hasta el pueblo, ya estamos todos juntos otra vez.

Sexto día, partimos hacia Bercianos, unos andando y un servidor acerca el coche hasta Sahagún. Allí nos volvemos a reunir todos y tras un almuerzo en el Bar Europa que no se lo salta un gitano nos llevamos al alegre sorpresa de que este día celebran los quintos. 

Jóvenes en edad de quintar con charanga incluida animan las calles y plaza mayor de Carrión. Como si de una música mágica, la charanga nos atrae sin remedio y hemos de disfrutar de la animación duranteun rato largo, ¡¡Qué ganas de fiesta tiene la gente después de todo lo que hemos pasado!!

Con la alegría en el cuerpo salimos de Sahagún grabando algunos minidocumentales del Dr. Trasobares y dandole buenos tutes a la bota de vino.

Por cierto, aquí el "chico chica" se llama "preñada" ...

Llegamos a Bercianos del Real Camino y nos alojamos en un albergue similar al del día anterior, La Perala, habitaciones de cuatro plazas en litera con cuarto de baño independiente, un lujo.

Descubrimos en este pueblo a un asturiano que regenta un bar y un albergue, El Sueve, y en el disfrutamos de sidra, cachopo, chipirones, ....

Séptimo día, en esta etapa vamos a abandonar la provincia de Palencia y entrar en la de León, el destino es Mansilla de Las Mulas.

El día es muy caluroso y el tramo justo antes de Reliegos se nos hace pesado, incluso pensamos cortar la etapa en este pueblo pero la ocupación está a tope, así que terminamos la etapa en Mansilla de las Mulas y esta vez nos alojamos en un hotel rural, El Puente, aunque las críticas no lo pone muy bien el alojamiento está muy muy bien, recomendable.

Recorremos el pueblo, matamos algunos judíos y cenamos en casa Toño una cena contundente y a descansar. Mañana llegamos a León y terminamos.

Lo de matar judíos es una tradición leonesa para Semana Santa y se trata de tomar una limonada, una especie de sangría, muy dulce.  Es una tradición bastante arraigada pues en casi todos los establecimientos que entramos ofrecen esta bebida.

Salimos el último día hacia León, tramo aburrido y urbano típico de las entradas a las ciudades como pasa en Logroño, Burgos, ...; no obstante, la belleza de la zona histórica de León, con su catedral como máximo exponente, nos hace olvidarnos de lo tedioso y aburrido de este tramo.

Como no, hemos de visitar los barrios Húmedo y Romántico de la ciudad, en los cuales a base de corto y tapa nos damos por comidos.

Terminado el día por aquí, retornamos en tren a Sahagún, allí cogemos el coche y vuelta para Zaragoza.

De algunos amigos conseguimos despedirnos en persona, de otros por whatsapp, en cualquier caso a todos ellos los recordamos gratamente: Silvia de Valladolid, Vanesa de Zarautz, Miguel de Madrid, Aitor de San Sebastián, Carmen de Granada, Annie de Escocia, Cristopher y Silvia italianos, Marta de Lérida, Mar, Toñi y Juli de Algodonales, en Cádiz, pero viven en Barcelona, Lupe, My Friend de Frankfurt, el del Badulaque y su amigo de Barcelona y Angel de Medina del Campo, el santiaguero empedernido, cuantas veces me preguntó si las estrellas que llevábamos en la camiseta eran de Mahou, también era empedernido de la cerveza,  ...; a todos ellos 

¡¡Salud y Buen Camino!!



 




Fotos de la salida

sábado, 23 de abril de 2022

Morata-Alpartir


FICHA TECNICA
 Fecha:   23/04/2022 
 Distancia:   18.7 km  
 Desnivel positivo:  490 m  
 Dificultad:   Fácil 
 Tiempo Invertido:   4h 


Para celebrar el día de San Jorge, preparamos una andada sencilla para unir Morata con Alpartir, pueblo andarín y hermano. A las 6.45 h llegó el primero a la plaza, aunque la salida oficial era a las 7.45h. ¡Y es que hay que leer bien las citaciones! Ya a las 7.45h, los luises y Rafa tomamos camino del GR-90 que hace poco se hizo hasta Tobed. Hay varias posibilidades y se seleccionó esta por el viento previsto para este día. Esta zona es más protegida con respecto a otras opciones. La pista por esta zona es divertida y con buen paisaje, y es fácil de seguir hasta la carretera hacia Santa Cruz, en la que hay que bajar unos metros para llegar al punto de partida de la ruta 8, de nuevo común con el GR90. Hay que cruzar el río, siempre con precaución, y ya tomar la pista hacia la paridera y girar entonces a la izquierda para seguir ya la pista sin desviarse. Enseguida se llega a la zona del convento de San Cristobal y se toma el desvío de la derecha. Se entra ya en una zona algo más montañosa pero siempre discurriendo por una pista fácil de seguir hasta desviarse por una senda que llega hasta el mismo pueblo. Buena andada para hacer piernas.


Fotos de la salida

miércoles, 13 de abril de 2022

CRESTEANDO


FICHA TECNICA
 Fecha:   09/04/2022
 Distancia:   8.2 km  
 Desnivel positivo:   326 m  
 Dificultad:   Fácil 
 Tiempo Invertido:   4h 

Como preludio a la Semana Santa, nos citamos José Antonio, Paco B y los luises a una andada de relativa sencillez, aunque con la particularidad de crestear por algunos de los parajes próximos al meandro del Jalón y zona de escalada. Cresteo que siempre requiere precaución para evitar alguna caida y sobre todo máxima atención en la zona de las paredes. Saliendo del pueblo por la zona del cementerio, se coge la pista paralela al ferrocarril. Allí distinguimos ya una bonita zona con un panel explicativo con los hitos del paisaje (estación depuradora incluida, que no sabemos muy bien qué pinta como tal hito; será para compensar la ausencia de El Paso de los Vizcaínos). Siguiendo la pista se lleva a la caseta de toma de agua, en el parque de los olivos, a los pies del Sillón del Rey. Si se coge la pista de la derecha y se sube la pista, se llega a un desvío marcado hacia la izquierda, que indica Jabacín.Tomada la senda en este punto, seguimos para girar en breve a la izquierda de nuevo camino de la Peña San Juan o Sillón del Rey. Ya es todo monte a través bien marcado por mojones o marcas en roca, y se va ascendiendo poco a poco por una zona frecuentada por cabras que campan a sus anchas. La subida, poco a poco, pone a prueba las rodillas de Paco, cuya fortaleza y voluntad son encomiables. Y es que el que tuvo, retuvo. Al Sillón hay que llegar sin prisas y con cuidado, para disfrutar de una hermosa vista de Morata y sus alrededores. 
Desde allí, se baja por la parte opuesta, por una senda que se hizo para tal fin. Eso sí, de nuevo con precaución. 
Una vez se desciende a la pista que se distingue durante la bajada, se gira a la derecha para ir hacia la zona de la Cueva del Sordo. De nuevo una bonita subida y un mejor paisaje en este punto, como anticipo de la Peña El Reloj. En ese punto, comienza un cresteo que nos ofrece una visión única del castillo de Chodes y de este pueblo, ya en la parte alta de las paredes. Hay que descender progresivamente y con precaución por un monte espeso de romero y tomillo. Zona, que no solo disfrutamos nosotros, también una familia de cabras que por allí holgazaneaban. Paco en todo momento va disfrutando y haciéndonos disfrutar con su sabiduría de monte. 
Alcanzada la conexión con la ruta de la Pared Perdida, Paco propone ir a la Peña Agujerada Pequeña, variación que algunos no habíamos hecho nunca. Así que, de nuevo monte a través vamos cresteando hacía el río, para llegar a un precioso paraje con el meandro a  un lado y un pequeño arco de piedra, que está encima de la más popular Peña Agujereada. Es allí donde, además de fotos, disfrutamos de un almuerzo que nos obsequió Paco. 
Bajando ya hacía la zona del río, tuvimos la sorpresa de la mañana con una culebra bastarda que se las traía. Además de brava (porque se asustaría más que alguno de nosotros), no estaba lejos de los 2m. Un muy buen ejemplar que enseguida se escondió entre las piedras. Ya en el camino, la vuelta a Morata es siempre por pista. Y así, con calma, disfrutamos de una hermosa mañana soleada de primavera y de un cresteo fantástico por sus vistas. Paco, nos dio una lección de cómo seguir activo siempre y cómo disfrutar de lo que nos rodea.




Fotos de la salida

domingo, 13 de marzo de 2022

GR-90 Morata de Jalón-Tobed


FICHA TECNICA
 Fecha:   06/03/2022 
 Distancia:   21.7 km  
 Desnivel positivo:   595 m  
 Dificultad:   Fácil 
 Tiempo Invertido:   5h con almuerzo
Aprovechando la cincomarzada se lanzó una convocatoria de salida el domingo 6 para recorrer el recién remodelado GR90 en el tramo que conecta Tobed y Morata. Últimamente las salidas las convoca o Miguel, con poco éxito, o algún Luis, con el mismo éxtio. En este caso el éxito se limitó a los luises y Javi; y eso con suspense que a las 8h, hora de salida, en la plaza solo había luises y algún y ciclista. Tras avisar Javi que se saliera de todas formas, allá fuimos siguiendo el recorrido urbano hasta la fuente, girando para ir al poste situado a la entrada del pueblo (carretera desde Zaragoza) y ya bajando para cruzar carretera y tomar dirección a los Cerrillos. 

Todo este recorrido del GR90 coincide con la ruta senderista 3 de Morata (aunque en el sentido contrario). A pesar de que en verano este recorrido es sofocante y pesado, en primavera los almendros en flor y la vista a derecha e izquierda de monte, hacen de la marcha un agradable paseo. Chino chano se llega con facilidad hasta el poste amputado que marca (marcaba) el punto de retorno de la ruta 3 y la conexión con la 8. Afortunadamente las marcas del GR90 no han sufrido el vandalismo de vete a saber quién. Desde allí, se desciende a la carretera para bajar al río, en un tramo ya coincidente con la ruta 8. 
Una vez cruzado el río como buenamente se pudo, hay subir hasta el poste que marca el desvío hacía Santa Cruz de Grio, siguiendo un camino paralelo al río. Pista y algo de carretera para alcanzar Santa Cruz, que luce bonito conforme el camino nos acerca.
En el pueblo, hay enseguida un desvío a la izquierda para bajar de nuevo hacia el río, pasando por una pequeña cascada, algo sucia, pero que bien arreglada tendría su encanto.  Cruzado el río por segunda vez, ya es cuesetión de seguir paralelos a su curso hasta alcanzar Tobed. Un paseo agradable y recomendable, de poco más de 20 kilómetros que se hacen sin excesiva dificultad y que conviene hacer en primavera u otoño. En verano, el calor puede hacerlo demasiado pesado. Nuestro agradecimiento a Nuria que tuvo a bien venir a buscarnos, una vez nos falló el plan



Fotos de la salida