sábado, 11 de agosto de 2018

SANTABARBARADA 2018


FICHA TECNICA
 Fecha:   03-04/08/2018  
 Distancia:   60 km  
 Desnivel positivo:   800 m  
 Dificultad:  Calcetinada de las gordas
 Tiempo Invertido:  14h  
Los 60 km que separan la capital (concretamente la clínica Montecanal) de la ermita de Santa Bárbara dan para mucho. Así ha sido desde hace ya más de 8 años que venimos uniendo Zaragoza y el pueblo, sea en convocatorias bienales o anuales directamente. Esta vez la convocatoria fue escasa, y el primer viernes de agosto solo nos vio llegar a Chema, Paco A, Miguel, Javi y los luises al punto de encuentro a eso de las 20.30 y con un calor en Zaragoza de aúpa. Esta vez la furgoboni, ya jubilada, fue sustituida por el todoterreno de Paco A. Pese a lo que prometía (día más caluroso del año), la noche fue plácida e incluso algo fría gracias al cierzo que de vez en cuando soplaba, sin molestar pero suficiente para refrescar. Andada como siempre dura por los kilómetro sy el suelo, a veces asfaltado, otras pedregoso y duro, que solo alivia la complicidad de la noche y la conversación. Y también la suculenta cena de la que solemos dar cuenta en La Muela. Se nos fue tiempo allí, como se nos fue en el par de escarceos y pérdidas que tuvimos bajando desde el alto de La Muela por la parte izquierda. No aprendemos.
Como siempre lo peor a eso de las 3-4 de la mañana, cuando ya el cansancio hace mella y todavía es mucho lo que queda por andar. Menos mal que el amanecer todo remedia, aunque a la llegada a la zona de descanso que da inicio a la subida a La Perdiz, más de uno iba “aparentemente” tocado. No Miguel que echó a correr como si un Boni imaginario le pudiera disputar la cima. El resto andando y casi de tirón. 
Y así, chino-chano, dimos cuenta de la última santabarbarada.
Lo mejor, y este año mejor que nunca, el tercer tiempo. Jarritas de cerveza, migas, chuleta, buen vino, trenza y algún gin-tonic. Y por supuesto exaltación de la amistad.
No sabemos con qué uniremos Santa Bárbara el próximo año (noche mediante) pero mientras tanto, salud. Hasta siempre.


Fotos de la salida

URBIÓN


FICHA TECNICA
 Fecha:   01/08/2018  
 Distancia:   13 km  
 Desnivel positivo:  lo justo para sudar  
 Dificultad:   Fácil 
 Tiempo Invertido:  aprox. 3.30 h  
Anduvimos algunos cenefos estrenando agosto por tierras sorianas. Decir se debe que algunos de los allí presentes, debido a nuestra genética zaragocista, algo de repelús sentimos al pasar cerquica de donde pastó “el innombrable” que nos sumió, arribistas mediante, en el pastizal que ahora sufrimos. Menos mal que al volante estaba Ángel, mucho más tirando a colchonero (todo lo que se puede tirar), y nos condujo con pulso firme hasta el primer parking que da acceso a la Laguna Negra. Hubo eso sí que hacer una parada previa para estirar piernas, fumar (el conductor) y catar el dulce que nos trajo Jesús. Bien sentó, incluso con un trago de bota, poco antes de las 7.30, que era cuando estábamos a puntito de llegar a nuestro destino.

Llegados al mismo, Jesús, Ángel, Fernando y los luises, nos estiramos lo justo y para arriba; con destino al pico de Urbión que nos habíamos fijado como objetivo. Debemos decir que llegamos con escasos 12 grados, con lo que la mañana estaba fresca y nos las prometíamos felices, después del calor insoportable de la última semana de julio. Del parking parte una senda por el bosque, y acompañados de un riachuelo llegamos enseguida a la Laguna Negra. A esa hora de la mañana no había más fauna visible que la cenefa, con lo que pudimos disfrutar un rato del entorno y la quietud de la laguna que reflejaba, cual espejo, lo que fuera el antiguo glaciar.



De allí parte la ruta a Urbión. Está relativamente bien señalada y no hay peligro. Al menos eso reza un cartel: sin muerte. El primer tramo es algo exigente, más que nada por la pendiente y por lo pedregoso, pero es bastante corto y enseguida llegas al bosque por donde transcurre el sendero, siempre bien indicado. Seguimos nosotros la ruta que va por la Laguna Helada, con la idea de volver por la Laguna Larga y hacer un recorrido circular. Debe de ser similar, si bien la mayoría opta por la ruta inversa. Es cierto que la elegida obligó a una subida algo exigente, una vez que se abandona la zona de pinos, pero es siempre bastante agradable y con unas vistas preciosas. Al llegar a los 2000, se coge una especie de pista, camino algo más feo que nos conduce ya a la formación rocosa que forma el pico Urbión. Son aprox. las 10h, pero a esas horas ya empieza a llegar gente de rutas varias para ascender a la cumbre. Una vez hollado, hechas las fotos de rigor en la cruz que adorna el pico, bajamos a otro de los objetivos del día: el almuerzo. Dimos allí cuenta de raciones de carne y pescado, tomate (en singular, pero de más de un kilo) y el lubricante habitual en estas lides. Bien repuestos, descendimos por la Laguna Larga. Era por entonces, pasadas ya las 11.30 de la mañana (el refrigerio se alargó) cuando apretaba el calor y empezaban a subir familias con niños. La precaución (agua, cremas, gorras, buen calzado, etc.) parece que sigue sin cumplirse a la vista de lo que a nuestro lado pasaba. 

Al llegar a la Laguna, repusimos algo de sales con una Estrella Galicia 8 grados por encima de lo recomendable en días como el que inauguró agosto de 2018. Pero bueno, algo aligeró. Como se hizo tarde fuimos a comer a Vinuesa. Pasamos una excelente y animada comida, después de una buena andada. Eso sí, para entonces Vinuesa tenía 20 grados más que cuando pasamos a primera hora de la mañana. Chicharrina.


Fotos de la salida

domingo, 8 de julio de 2018

INOGÉS


FICHA TECNICA
 Fecha:  08/07/2018  
 Distancia:   10 km  
 Desnivel positivo:   670m  
 Dificultad:   pechugadica  
 Tiempo Invertido:   aprox. 3h  .
Tiene Inogés unas vistas privilegiadas al pie del Pico del Rayo. En la ermita que hay cerca del pueblo parte una senda que te lleva hasta la pista principal de la Sierra. Senda no excesivamente empinada, pero de constante y exigente subida que pone a prueba el fondo físico. Alcanzada la pista, hay varias opciones, pero la mejor para no defraudar, subir a lo alto, al pico y hacerlo por la senda marcada a pie de pista con un poste que alguna persona de luces justas, y menos remedio, se ha dedicado a machacar. Al final en menos de 4 kilómetros se acumula un desnivel próximo a los 700 m y se nota, aunque se hace con cierta facilidad. Merece la pena por el paisaje y por el ejercicio, que todo cuenta. Sin duda, una buena elección. Lástima los muchos pinos caídos que hay en el descenso desde la caseta blanca hasta Inogés y esa sensación de dejadez en la que tenemos nuestros montes. Quizás parezca que a todo no se puede llegar, pero a veces no hay que correr para alcanzar un objetivo, sino simplemente empezar a andar y nunca dejar de hacerlo.
Aquí debajo tenéis el track
https://www.wikiloc.com/outdoor-trails/inoges-pico-rayo-inoges-26438909 

Fotos de la salida